El Nadal más jodido, el Rafa más creíble

7 noviembre, 2014

“- Hola Rafa ¿Qué tal? ¿Cómo te va?”  – “jodido.”

De esta forma tan sencilla y directa comienza la conversación entre Rafa Nadal y John Carling, escritor, biógrafo y amigo personal del tenista.

Una conversación que pasaría desapercibida si no se tratara del Nº3 del tenis mundial, de uno de los mayores iconos de nuestro país, de uno de los activos publicitarios más explotados, de una campaña publicitaria… ¡De un banco!Lo mejor, es que una vez visto el spot por el gran público, no parece haberse creado el más mínimo revuelo porque el yerno perfecto, diga tacos…faltaría más, ¿verdad?

Aunque no lo parezca, el tema del jodido tiene más trascendencia publicitaria de lo que parece. En publicidad se mide o se intenta medir la repercusión de todo y mucho más el anunciante, que es quien de verdad asume el riesgo. Y este riesgo, es mayor y da más vértigo cuando eres el primero en atreverte a hacer algo que nunca nadie antes había hecho.

Los valientes de este hecho sin precedentes son el Banco Sabadell y la agencia S,C,F,P, capitaneada por el maestro Toni Segarra.

Estamos hartos de ver a Rafa Nadal como protagonista de campañas en las que le toca representar el papel de actor aficionado con pose artificial, impostando un discurso y una actitud más que forzada…poco creíble.

En estos casos, los responsables de marketing de tan grandes compañías, se han quedado en el simple recurso de utilizar una cara, o más bien una careta, muy reconocible. Una pegatina que poner junto a su logo, renunciando a sacar el máximo valor que un personaje como Nadal lleva implícito, su propia humanidad. Esté o no jodido.

La campaña del Banco Sabadell lleva por título “Cerca”. Una conversación privada entre Rafa Nadal y John Carling. Proximidad y naturalidad son la clave de este anuncio que persigue, en boca de sus propios impulsores, un objetivo muy claro: mostrar la proximidad del banco con sus clientes. Objetivo conseguido.

“Cerca” es un concepto estratégico de campaña muy bien concebido, con una puesta en escena muy cuidada y con un plan de acciones de campaña, ambicioso y novedoso, siempre al servicio de un claro objetivo de marketing y comunicación. Es decir, es mucho más que una palabra mal sonante.

Pero al fin y al cabo, es una palabrota que se convierte en palabrita mágica, cuando una agencia de publicidad sabe entender que Rafa Nadal empatiza mucho más con el público, cuando se expresa como cualquier Mortal. ¿Quién no se siente de vez en cuando jodido?

Que me perdone Nadal, no quisiera yo verle así durante mucho tiempo, pero algo bueno pasa en la comunicación publicitaria cuando Rafa Nadal está jodido.

Rafael García Almansa

Consultor de publicidad y comunicación
Director de RGA Publicidad.
linkeding